Menú Close

El cannabis también te hace emprendedor

En el mundo de los negocios las posibilidades siempre han sido infinitas, y el cannabis no escapa de ello. Desde siempre un emprendedor ha sido una persona que se decide a diseñar, lanzar y poner en funcionamiento determinado negocio, lo ideal es que se parta de una innovación, y en ello, las semillas de marihuana serán las indicadas. Para el emprendedor su actitud es la de un empresario y por ende, es innovador pues además de intentar lanzar una empresa, también busca abrir una nueva línea empresarial, y a través de su creatividad puede abrir las puertas para otros empresarios y también a nuevos productos.

Con respecto a esto último, el cannabis aporta una serie de opciones como por ejemplo los extractos que son producto del cannabis, los cuales llegan a ser bastante beneficiosos, y no solo para aquellos que los buscan para el consumo recreativo, sino también para quienes lo usan en su salud. De este modo, si esta es una idea que te atrapa, y con la que quieres aprovechar esas grandes propiedades curativas con las que cuenta la marihuana sin tener que llegar a fumarla, convirtiéndose en una de las mejores opciones con la que contaras.

En todo caso, te tenemos una forma rápida, sencilla y eficaz con la que puedes hacer extractos de cannabis en la comodidad de tu casa. Los extractos de cannabis se han convertido en la manera más segura con la que se cuenta para consumir la planta, sobre todo para esas personas que tienen la necesidad terapéutica de consumir la misma y lo mejor es que puedes hacerlo tu mismo. Y es que no solo colabora en la disminución de los dolores en los músculos que han venido siendo tratados con este tipo de productos, sino que además sirve también otros padecimientos de más gravedad como puede ser el cáncer y la epilepsia. El detalle se encuentra en la dosis que se requiere para cada paciente y la forma en la que el cuerpo lo asimila.

Hacer el extracto de cannabis en casa

Lo primero que debes hacer es triturar los cogollos, y ello puedes hacerlo con un mazo. Esto debe hacerse a la perfección hasta llenar un bol de vidrio con ellos. Seguidamente, se le vierte aceite de oliva. Para ello es importante tomar en consideración el tipo de aceite que se utilice, ya que debe ser extra-virgen, y en cuanto a la cantidad, esta debe ser la necesaria como para llegar a cubrir totalmente los cogollos que se trituraron.

Se debe calentar, y para ello hay que ser bastante meticuloso. Se deben cocinar alrededor de dos horas teniendo cuidado y estando atento mientras se cocinan. Lo ideal siempre será hacerlo a baño de maría, ya que nunca deben colocarse directamente en la llama.

Una vez transcurrido este tiempo, se debe dejar reposar pues ello es quizá sea uno de los puntos más relevantes, pero se debe considerar que este será un reposo completamente a oscuras, si dejar de remover la mezcla cada cierto tiempo. Finalmente debes colar, y para ello, antes de colocarlo dentro de un bote estéril, se deben eliminar todos los residuos del cogollo, para que después procedas a guardarlo, teniendo en cuenta que siempre debe encontrarse alejado de la luz.